jueves, 4 de mayo de 2017

COMO CUIDAR TU PRIMER TATUAJE





Después de habernos realizado un tatuaje es esencial mantener una serie de cuidados básicos, dado que al ser una herida en nuestra piel ésta debe cicatrizar correctamente para que la tinta quede “atrapada” en su interior una vez haya acabado de cicatrizarse del todo. De esta forma evitaremos la incomodidad –y el dolor- de tener que volver a tatuarnos de nuevo.

Una de las principales recomendaciones es tratar de mantener el tatuaje tapado y vendado durante el primer día, sobre todo durante al menos las primeras 24 horas. Puede ser con un vendaje o con una tirita grande. El objetivo es mantener la piel bien tapada y protegida de la luz solar, del polvo y de bacterias. Eso sí, deberás limpiarte bien la piel y lavarla convenientemente al menos dos o tres veces al día.

Es conveniente –y mejor- que se trata de material grueso, absorbente y antiadherente. Por lo demás, como veremos en un próximo apartado, sí es adecuado mantener el vendaje durante la noche hasta que la piel cicatrice bien, para evitar manchar las sábanas o mantas en la cama mientras dormimos.
Limpia y lávate el tatuaje varias veces al día.

Después de trascurridas 2 o 3 horas de haberte realizado el tatuaje es el momento de limpiar y lavarte bien el tatuaje para retirar la tinta que haya salido de la piel. Para ello puedes utilizar jabón neutro y agua tibia, y utilizar tus manos para limpiar toda la zona bien, retirando restos de sangre y tinta.

Luego, una vez hayas acabado, sécate la piel dando pequeños golpecitos con ayuda de una gasa o de una toalla. Es muy importante que la piel quede totalmente seca. 

Aplícate una crema hidratante o antibiótica natural


Después de haberte retirado el vendaje y limpiado bien la piel es el momento de aplicarte una crema lo más natural posible. Por ejemplo, entre el sector de los tatuadores se ha puesto muy de moda una crema hidratante elaborada precisamente por varios tatuadores, y que destaca por contener solo ingredientes naturales. Es ideal porque ayuda a hidratar y a cicatrizar mejor la piel. También puedes optar por Bepanthol, otra de las cremas más populares porque ayuda a la cicatrización.

Por otro lado, las cremas antibióticas ayudan a prevenir las infecciones, pero solo debe aconsejártela el tatuador ya que puede causar reacciones. En este sentido, en la mayoría de las ocasiones basta solo con tener mucho cuidado y limpiártela bien, utilizando solo la crema hidratante.

Deja el tatuaje al aire


No es aconsejable tapar o vendar el tatuaje después de haber pasado las primeras horas tras hacértelo.  Al ser una herida es muy importante dejar la piel al aire libre, muy útil para evitar la infección por los microbios que se multiplican en heridas poco oxigenadas.


Comprobarás como poco a poco el tatuaje va cicatrizando y en apenas unos días no seguirá soltando sangre ni tinta. Luego, en aproximadamente un mes el tatuaje habrá cicatrizado por completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Consejos