miércoles, 17 de mayo de 2017

ARCANO XXI "EL MUNDO" - CAMINOS DE CONOCIMIENTO





La carta viene representada por una corona sostenida por un ángel y un pájaro. En el centro, una figura femenina desnuda. En las cuatro esquinas de la carta dominan el Ángel, el Toro, el León y el Águila, símbolos respectivos de la unidad del tiempo, marcado por cuatro signos fijos, en el centro de cada estación, Acuario, Tauro, Leo y Escorpio, y del espacio, reunificado en las cuatro direcciones por los cuatro elementos cósmicos, Aire, Tierra, Fuego y Agua. O por los cuatro palos de los arcanos menores, Espadas, Oros, Bastos y Copas; y por los cuatro imperativos mágicos, saber, querer, osar y callar, en cuya síntesis se basa la perfección de todo lo creado. También representa a los cuatro evangelistas: San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan.  


La figura femenina representa a El Mundo. Está cubierta con una tela roja, que significa acción. La varita que lleva en la mano nos muestra su poder. Los laureles de los que está hecha la corona significan la victoria. El león y el toro que están a sus pies representan respectivamente el poder y la fuerza el león y el toro la virilidad. Las cuatro figuras en las esquinas son las mismas de la Clave 10 (la Rueda). Otro punto de relación entre estas dos Claves es el velo que cubre la figura central. Este tiene la forma de letra Kaph, que es la letra atribuida a la décima Clave. La corona es un símbolo matemático, pero entre otras cosas hace referencia al Poder de Vida como principio fundamental de la forma. Como la corona es un trabajo del hombre hace referencia al uso por parte del hombre del poder de construir. La figura central parece ser femenina, pero las piernas tienen una apariencia masculina que revela que la figura es realmente andrógina. Las espirales en sus manos representan integración y desintegración ya que están girando en direcciones opuestas.
En algunos mazos aparece la serpiente que se muerde la cola, señora de la eterna transformación.

Representa: El mundo coronado con todos a sus pies. Éxito, triunfo, suerte, victoria, realidad, premio, plenitud. En la Cabalística se asocia con la letra shin, con el signo de Escorpión, con el planeta Saturno y el número 300. Esotéricamente: La asocian con el Sol. El 21 (21=2+1= 3). Es del elemento Agua y la estación del invierno. En numerología representa al número 21: (7+7+7) número de adivinación. La influencia de Saturno es siempre limitadora y restrictiva, pero nunca es maléfica, a menos de que permitamos que ella nos use en lugar de ser nosotros quiénes la usamos. Este poder es la base sobre el que se fundamenta toda la ciencia. Esta Clave también representa la etapa de desarrollo Espiritual llamado Conciencia Cósmica. Recuerde, también, que la concentración es un acto de limitación.

El Mundo es la última carta de los Arcanos Mayores y el cumplimiento de todos ellos si las lecciones se han aplicado correctamente. El Mundo representa el éxito a través del esfuerzo, no sólo en sentido material, sino en cuanto a la superación de las barreras que nos han conducido hasta aquí.



El Mundo habla de compromisos y de cómo los cumplimos: obligaciones con uno mismo, con la familia, con el entorno, con la humanidad en general. Esta carta nos pregunta si hemos cumplido nuestros compromisos y, si no es así, qué pensamos hacer al respecto.

Este arcano representa la elevación espiritual. Simboliza el pensamiento que deja de ser y sentir en la única esencia del yo. Es la soledad en la paz, el saber vivir con lo necesario, el control de lo mundano y el sentimiento elevado que no te pide correspondencia. Ya no se puede recibir daño de nadie, ni tampoco beneficios, todo esta en sus manos.

El Mundo también representa la confianza. La confianza es el cimiento más firme de las relaciones humanas; sin ella nada puede lograrse. La honradez es un elemento muy valioso. La persona que la posee es valorada por los demás. La que la pierde, es rechazada. El Mundo nos muestra cómo podemos ser dignos de confianza.

Sugerencias de El Mundo: 
  • Sea responsable ante usted mismo, ante los demás y ante el planeta.
  • Ayude a la gente que le ha ayudado.
  • No soporte cargas innecesarias.
  • Actúe con confianza.
  • Observe lo que ha conseguido hasta ahora.
  • Muéstrese agradecido por su éxito.


Esta carta puede representar a un sujeto relacionado con los medios de comunicación, un personaje público o un político de éxito. Asimismo la carta puede anunciar la realización de un viaje.

Según Waite, esta carta representa el fin del Cosmos, el secreto de su interior, y expresa la condición del alma sumida en la contemplación estática de la Divinidad. Podría representar la condición del mundo en el momento en que la Ley divina esté plenamente aceptada; pero también es posible que narre una historia sobre aquel día en que todo era bueno, las estrellas de la mañana cantaban y los hijos de Dios gritaban de alegría.
.
El Mundo del Tarot expresa la recompensa, el coronamiento de la obra, el término de los esfuerzos, la elevación, el éxito, la iluminación, el reconocimiento público y los acontecimientos imprevistos benéficos. Corresponde en astrología a la décima casa horoscópica. Se identifica el mundo con la Rueda de la fortuna (décimo arcano), pues en ciertos juegos la mujer se encuentra, no en una guirnalda, sino de pie sobre un globo y la teoría de las relaciones entre el Tarot y las casas horoscópicas halla en semejantes comparaciones un nuevo argumento.




El personaje central no tiene aureola, pero la guirnalda que lo rodea y en la cual se apoya con la mano izquierda, tiene la forma de almendra: es la  mandorla, símbolo de la unión de cielo y tierra, que rodea tanto a la Virgen y a Cristo como a las divinidades hindúes. Esta mujer por otra parte no está inmóvil: el velo que está sobre su hombro parece estar levantado por el viento y su posición de equilibrio sugiere el movimiento, generador de las cosas. 
Tiene una vara en cada mano (el Mago tenía una en la mano izquierda para recoger los fluidos vitales), está en pie y de frente: su pie derecho reposa sobre una estrecha faja de suelo amarillo, su pierna izquierda está replegada tras la rodilla derecha (Emperador y Ahorcado) en una posición equivalente, señalando el deseo de concentrar las fuerzas).

El Espíritu es a la vez el punto de partida, el centro y el término.

.
Aparentemente esta Clave es la final de la serie, pero no existe en realidad un fin para ella. 21 es una triple manifestación del número 7 y 7 representa el final de un ciclo y el principio del próximo. La Clave 0 sigue a la Clave 21. Así la ley, nunca cesante, de los ciclos se manifiesta en el simbolismo del Tarot. Hay siempre otros pasos para dar, siempre hay una más elevada meta a la cual aspirar. A medida que continúe en su búsqueda por la verdad, en su siempre creciente desarrollo Espiritual, encontrará que los principios incorporados en el TAROT serán aquellos sobre los cuales debe basarse para ser guiado en todo plano de existencia, porque toda evolución es la manifestación y expresión de la Ley Cósmica.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Consejos