domingo, 20 de marzo de 2016

TIPS PARA SUPERAR EL ESTANCAMIENTO LABORAL


Hay dos razones principales para instalarnos en una zona de confort profesional: la primera es el miedo al fracaso y la segunda, la ley del mínimo esfuerzo. En todo caso, ambas se traducen en un mismo resultado: freno al éxito.


En el primer caso, es posible que una vez que hemos alcanzado cierta estabilidad económica y cierto estatus en nuestra empresa, tengamos miedo correr riesgos para ir más allá y perder todo lo que hemos conseguido en el camino. Siendo así, bien podría tratarse de una forma de autosabotaje profesional.


En cuanto a la ley del mínimo esfuerzo, creemos tener dominada un área, una rutina perfecta, un sueldo acomodado y el hecho de avanzar aspirar a un ascenso en el escalafón significaría asumir más responsabilidades, invertir más tiempo y muy probablemente, incrementar nuestra carga de trabajo, hechos a los que por supuesto, no deseamos comprometernos. 

Pero mantenerse en una zona de confort, a la larga, tiene un alto costo que es ni más ni menos que el estancamiento profesional. Ello sin contar los elevados índices de improductividad que alcanza en promedio un trabajador que ya no siente motivación por su empleo y que rondan entre el 45% y 55% de una jornada laboral.
Además, si lo analizamos con cuidado, de la zona de confort al despido, el camino es relativamente corto. Bien podríamos ahorrarnos un mal trago e invertir nuestros esfuerzos en innovar, ser creativos y brindarnos una mejor posición laboral.



Si no te inspira, muévete!

Lo primero que toca hacer es analizar tu empleo y si éste aún te motiva o puede brindarte satisfacciones profesionales. Si sólo es apatía lo que te ha mantenido estancado entonces lo único que necesitas es encontrar inspiración, ser creativo y mentalizarte con una nueva actitud que te comprometa a dar el 200% de tu esfuerzo. Si por el contrario, es un trabajo que no te apasiona más, es hora de pensar en moverte.

Despierta tus ideas

Para salir de una zona en la que has estado cómodo por mucho tiempo, es necesario innovar y para hacerlo, nada mejor que despertar la mente en los lugares que te inspiran. No tiene que ser un proceso complejo, la creatividad fluye cuando le damos un poco de libertad al pensamiento así que puede ser lo mismo un parque que una cafetería o la sala de tu casa; lo importante es retroalimentar nuestros sentidos con estímulos positivos. Encuentra el espacio y los factores que inspiran y dale rienda suelta a tu creatividad.

Desafía a tu ego

La mejor manera de promover nuestro dinamismo es visualizarnos en una mejor posición y planteándonos retos a nosotros mismos. Cuando desafiamos a nuestro ego con un propósito, la inspiración llega y nos cargamos de energía. Hay que plantearnos retos constantemente y mentalizarnos para dar lo mejor de nosotros como profesionales.

Sólo con los mejores

Concéntrate en tener una actitud positiva y aléjate de todas personas o factores que te resten entusiasmo o te contagien emociones negativas. Si de verdad quieres salir de tu zona de confort, es preciso que sólo te rodees de profesionales de quienes puedas aprender algo; de hecho, sólo deberías rodearte de los mejores.


Convéncete de que salir de tu zona de confort puede traerle grandes beneficios a tu carrera; confía en todas tus capacidades como profesional y comienza a caminar hacia la evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Consejos

Blog Archive