sábado, 16 de enero de 2016

FORTALECE EL RIÑÓN JING (MEDICINA CHINA)

El Riñón Jing  almacenan nuestras  reservas que  determinan nuestra vitalidad, longevidad, resistencia a enfermedades y poder reproductivo.


El riñón es la batería que impulsa nuestro motor fisiológico y les da fuego digestivo al estómago y páncreas, que son los grandes productores de energía. El jing se almacena en el riñón, pero también se concentra en el cerebro, hígado, retina, testículos, óvulo y la médula ósea. Aprender a aliviar y cuidar nuestros riñones de manera natural es lo mejor para prolongar nuestra vida.

Los signos de deficiencia jing son impedimento en el crecimiento, enfermedades congénitas, desarrollo físico y mental retardado, madurez lenta e incompleta, senilidad prematura, alopecia, mareos, rodillas débiles y dolor lumbar.

Comidas, alimentos, tónicas para el fortalecimiento del jing

  • Hierbas medicinales: Las hierbas medicinales asociadas a la esencia del riñón son diversas. Como representantes andinoamazonicos podemos citar la maca, el iporuro, el clavo huasca, el chuchuhuasi; de la materia medica china tenemos la Rehmannia glutinosa, Lycium barbarum, Schizandra chinensis y Dipsacus asperoides, entre muchos otros.
  • Placenta humana: La placenta humana se puede encontrar en farmacias chinas, vendida en trozos secos o en polvo. Es un remedio de primer orden para la depresión posnatal, desordenes en la reproducción, infertilidad, debilidad general e impotencia. En la placenta encontramos gran cantidad de ácidos grasos esenciales y también de hormonas como progesterona y estrógeno. La placenta es la única carne que proviene de la vida y no de la muerte.
  • Jalea real y polen: Estos alimentos, proviene de las abejas, contienen un rango amplio de nutriente. En la abeja reina, la jalea promueve un fenomenal crecimiento, poder reproductivo y longevidad; en el hombre igualmente promueve la longevidad y la sexualidad. El polen contienen las mismas sustancias que la jalea real, pero en menores concentraciones.
  • Microalgas: Chlorella, espirulina, algas azul verdosas.
  • Pastos de cereales: Germinado de trigo, germinado de cebada y germinado de alfalfa. El secreto curativo de los germinados se encuentra en la cantidad de enzimas vivas que poseen. 
Cuando comemos un plato de granos y verduras con arroz, tan solo estamos consumiendo una fuente de combustible que nos aporta calorías, pero consumir crudos con enzimas vivas tiene la ventaja de regenerar y construir tejidos vivos. De igual manera, a un automóvil le añadimos gasolina como combustible, pero darle enzimas vivas equivale a cambiarle repuestos como a sus motor y carrocería. 

Las enzimas vivas tienen la capacidad de rejuvenecer y reparar a las células convalecientes y detienen el proceso de envejecimiento que a su vez acelera nuestra vida moderna. La vida ha de proceder de la vida misma. O es que acaso si sembramos una pastilla de vitaminas va germinar en una planta viva? Estas comidas son ricas en ácidos nucleicos ARN, ADN, lo cual protege al cuerpo de la degeneración. Los ácidos nucleicos revierten el envejecimiento celular. Muchas de estas comidas contienen ácidos grasos omega 3, los cuales se concentran donde se almacena la esencia jing. El omega 3 mantiene el sistema nervioso y limpia las arterias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Consejos