viernes, 16 de octubre de 2015

¿HAS PROBADO EL SEXO TANTRICO?

El sexo tántrico es una manera de practicarlo de una disciplina oriental que data desde hace por lo menos cinco mil años que ve al sexo desde una técnica específica. El principio general es que es un ritual donde se adora al otro con el máximo respeto. Un acto sexual con ésta disciplina puedes llegar el acto a durar horas.



Beneficios del sexo tántrico

Comúnmente en occidente se busca el orgasmo desde lo genital exclusivamente, en cambio desde el sexo tántrico se busca la plena unión de la pareja buscando retrasar todo lo que más puedan y quieran hasta llegar al máximo de placer.

Es importante dar y recibir, dentro de él se incluyen las caricias, suspiros, masajes, debes romper con los tabúes teniendo una verdadera comunicación sexual entre los amantes.

Es beneficio para la salud de quienes lo practican, ya que quienes lo practican evidencian una reducción de estrés ya que se equilibran los niveles de hormonas en el cuerpo produciendo serotonina. También permite tener múltiples orgasmos tanto en mujeres como en hombres, es indicado para los hombres con eyaculación precoz.

Etapas del sexo tántrico

Se inicia con una preparación que consiste en crear una conexión íntima para lograr un éxtasis de sensualidad. Luego sigue la etapa del sexo. Todo tipo de posturas serán permitidas y no existen los roles. El principal consejo es hacerlo con la máxima lentitud posible.

La técnica del Tantra no sólo te ayuda a conocer profundamente tus emociones y tus zonas eróticas, sino que mejora la intensidad del clímax y estrecha los vínculos sentimentales con tu pareja.
De acuerdo con Tantra Touch, al principio puede ser un poco complicada la práctica del sexo tántrico, pero con el tiempo lograrás clímax que jamás hubieras imaginado. Sólo necesitas seguir estos tips para crear tu propia cita tántrica y disfrutar al máximo el contacto con tu pareja:

1.- Planea: Pónganse de acuerdo en el día y la hora de la cita tántrica, para evitar los compromisos, distracciones e interrupciones. Además, cuando se acerca el momento de estar juntos sentirán una gran excitación.
2.- Haz espacio: Prepara una habitación para que sea su rincón romántico. Cuida de que haya suficiente espacio, cobijas o alfombra y cojines. No olvides colocar algunas velas o incienso con olores relajantes y estimulantes.
3.- Explora: Desnúdense lentamente con caricias suaves. Siéntense en el suelo, pero deja que ella se coloque encima de ti, con las piernas alrededor de tu cintura, sin penetración, sólo sientan el contacto con su piel. Mantengan una respiración lenta y profunda mientras se acarician y perciben el aroma de su pareja.
4.- Sentidos al máximo: Sin dejar de acariciarse, pueden recorrer las partes del cuerpo que estén a su alcance con besos y pequeños mordiscos. Recuerden cruzar miradas y expresar en ella su deseo de llegar al clímax.
5.- Exprésate: Déjate llevar y no inhibas los gemidos o palabras que expresen tu nivel de excitación. En este momento pueden iniciar la penetración con movimientos suaves, cambiar de postura y disfrutar del clímax.

 

Hoy en día es bastante común ver personas que tienen no sólo una sino dos y hasta tres parejas sexuales al mismo tiempo. Es más sorprendente aún descubrir que algunas veces ni siquiera crean lazos de afectividad con alguna de ellas, por lo cual hasta se podría llegar a pensar que estas personas tienen desconectado el corazón.

Es ahí cuando muchas mujeres y hombres se sienten literalmente esclavos de sus propios impulsos. Para ellos, el Tantra -que nació entre los chamanes de los Himalayas y se desarrolló allí desde hace más de 10.000 años, mucho antes de la aparición de religiones como el Budismo y el Hinduismo-, es una muy buena alternativa para volver a conectar su corazón, a través de diferentes técnicas y ejercicios por medio de los cuales logrará transmutar la energía sexual en energía espiritual, para percibir sensaciones más sutiles y refinadas que finalmente contribuirán a que su corazón se abra y expanda.

Las mujeres son tántricas por naturaleza porque poseen la principal fuente de vibración que es el útero y que tiene la posibilidad de activarse de maneras muy mágicas cuando entra en contacto con el pene del hombre, en el momento de la penetración.

Disfrútelo solo o en pareja

El Tantra es realmente poderoso cuando se experimenta en pareja, pero no es indispensable tener una para introducirse en sus prácticas. Por el contrario, es muy recomendable aprender a hacerlo solo pues el principal reto que se tiene es aprender a hacerse el amor uno mismo y, para ello,  se requiere conocer cómo se da el movimiento de la energía en el propio cuerpo.
 “La pornografía ha hecho perder ese contacto y esa sensibilidad. Es por eso, que se requiere cada vez de estímulos más fuertes para poder sentir”


Hombres multiorgásmicos

Uno de los principales logros que alcanzan los hombres tántricos es llegar a ser multiorgásmicos, característica que se le suele atribuir sólo a las mujeres.
 Normalmente experimentan el orgasmo conocido como el del ‘pico’ que consiste en estimulación, erección, eyaculación y caída.

 Mientras que con el Tantra aprende a disfrutar del orgasmo del ‘valle’, que se experimenta primero con una erección, luego sostiene ese momento tanto como le sea posible y lo aprovecha para conectarse profundamente con la vibración de la mujer para finalmente llegar a la eyaculación sin tener que perder energía vital.

 “Cuando el hombre siente próxima la eyaculación y él mismo la controla, esto incrementa inmensamente el placer que experimenta”

 Aprender a estar en estado orgásmico sin necesidad de tener contacto genital. Las personas se conectan de manera más auténtica con su energía sexual y esto los lleva a distanciarse de la pornografía y el comercio sexual.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Consejos

Blog Archive