lunes, 20 de abril de 2015

¿LECHE MÁS COMPLEMENTARIA COMO DEBERÍA SER?



Durante los primeros seis meses de vida los bebés sólo necesitan leche materna o de fórmula para satisfacer sus necesidades nutricionales sin embargo, después de ese periodo los requerimientos son cada vez mayores y su organismo empieza a producir sustancias -llamadas enzimas- que le permitirán aprovechar otras comidasEs momento de comenzar con los alimentos sólidos.
No significa que debas suspender la leche, por el contrario debes combinarla con pequeñas cantidades de otras cosas. Ofrécelas poco a poco, pues su sistema digestivo está madurando, además no está físicamente preparado y podría ahogarse.
Demanda alimentariaAunque existen referencias sobre las porciones que debe comer sólo son aproximaciones ya que varían de acuerdo a cada bebé y factores como su talla y peso.

MesesLeche materna o de fórmulaOtros alimentos sólidos
0 – 6Libre demandaNo ha iniciado
4 – 628 a 45 onzas(800 a 1,300 ml aproximadamente.
Entre 9 y 7 tomas al día
De 2 cucharadas a 2 envases pequeños
6 – 103 a 5 tomas mixtasMínimo 2 cucharadas a 2 envases pequeños.
Aumentar de acuerdo a la tolerancia
12500 y 600 ml9 cucharadas cafeteras de fruta
De 6 a 12 de vegetales
De 6 a 16 carnes

Para comenzar dale un alimento a la vez y durante un par de días.Pon atención  a las  reacciones alérgicas como urticaria, vómitos o diarrea, eso te ayudará a identificar qué la está provocando

  • Empieza con las verduras y después las frutas, ya que el dulce puede hacer que rechace otros sabores o le atraigan menos
  • Si le das fórmula debe tomar agua extra
  • Evita darle cosas pequeñas como palomitas de maíz, nueces, papas fritas, almendras, uvas, verduras crudas, pasas y hojuelas de cereal
  • Durante el primer año, no le ofrezcas huevo, chocolate, nuez, fresa, pistache, pescado crudo y mariscos
  • Si es menor de dos años no le des leche baja en grasa o descremada porque las calorías adicionales son importantes para su desarrollo
  • Recuerda que para tragar, se utilizan músculos de la lengua y garganta. Algunos niños tardan en desarrollar esta coordinación y otros pueden tener un reflejo que les produzca náusea. Si sucede, disminuye el ritmo o espera un mes más
La ablactación es la introducción de otros alimentos distintos a la leche materna o la fórmula. Con base en evidencia científica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda amamantar de forma exclusiva (es decir, sin fórmulas, té, agua u otros alimentos) durante los primeros seis meses de vida y a partir de entonces iniciar nuevos alimentos, y continuar con la lactancia hasta los 24 meses (o más).
El baby led weaning o alimentación complementaria a demanda es una manera de introducir los sólidos permitiendo que el niño sólo los sujete y se alimente por sí mismo, sin pasar por los purés y las papillas. Primero se alimentan usando las manos y después los cubiertos. Esta técnica inició en Inglaterra alrededor de 2003 gracias a la autora Gil Rapley, pero no fue hasta hace un par de años que ha estado más de moda en algunos países.
Sus ventajas
Los bebés están ansiosos por descubrir en el juego nuevas texturas, sabores, colores y olores. Hacerlo mientras aprenden a comer permite:
  • Generar interés
  • Fomentar la independencia y la confianza en sí mismo
  • Lograr una experiencia placentera con la alimentación
  • Desarrollar y mejorar la psicomotricidad gruesa y más adelante fina, ayudando a una mayor coordinación ojo-mano y la masticación
Esta forma de ablactación está basada en el neurodesarrollo y en el sentido común, lo cual evita las peleas para que se coma todo.
Cómo y cuándo
Puedes empezar cuando tenga seis meses o más adelante. Si decides no hacerlo al medio año de edad, es muy importante que a los 10 meses ya hayas iniciado con nuevas texturas en la dieta (picados, sólidos, trozos, etc), ya que es una ventana de oportunidad para que los acepte. Es justo en esta etapa cuando comenzará a rechazar la cuchara y querrá manipular la comida.
Haz esta experiencia agradable:
  • Crea un ambiente placentero. Debe tener una silla adecuada para comer; evita que lo haga sentado en tus piernas o mientras juega
  • Siéntalo a la mesa con el resto de la familia a la hora de la comida, así permitirás el contexto sociocultural adecuado y la imitación
  • Colócalo frente a los alimentos y permite que él los descubra por sí solo. Lo más probable es que al inicio los tome con las manos y empiece a jugar con ellos; puedes poner plástico debajo de la silla a fin de recogerlos para ofrecerlos de nuevo
  • Deja que tenga el control de lo que lleva a su boca; no debes darle los trozos ni colocarlos en su paladar. Se recomienda que sean pequeños, por ejemplo verduras cortadas en tiras largas y anchas para que las pueda tomar, y de preferencia texturas blandas para que pueda molerlas con las encías
  • Agrega nuevos alimentos como frutas (crudas o cocidas),cereales, carnes o queso, y poco a poco ve modificando formas, texturas y sabores. Deja que se concentre y tome su tiempo
¿Está listo?


La mayor parte de los bebés ya se encuentran preparados físicamente para recibir alimentos sólidos a partir del sexto mes (nunca antes del cuarto). Revisa las señales más importantes de que ha llegado el momento:
  • Sostiene la cabeza perfectamente bien
  • Se sienta y mantiene erguido casi sin ayuda
  • Toma objetos con las manos y los lleva a su boca
  • No tiene tan activo el reflejo de extrusión (cuando saca todo de la boca con babeo)
  • Muestra interés por otros alimentos
3 reglas básicas
  1. Siempre debes acompañarlo mientras come, sin importar la técnica que utilices
  2. No le des alimentos difíciles de masticar como semillas en general (cacahuates, nueces y almendras), uvas enteras, pasas, arándanos, palomitas o trozos duros de carne
  3. Todos deben ser suficientemente blandos para que pueda masticarlos, aun si no tiene dientes
Asegura el éxito
  1. Escoge los horarios en que no esté cansado y sea receptivo
  2. Busca momentos en que la familia no tenga prisa, ya que él debe tomarse su tiempo
  3. Permite que todos participen en el “juego”, pues tu bebé comerá mejor si ve que el resto de la familia lo hace también
  4. No lo fuerces a comer
  5. La calidad de la comida depende de ti mientras que la cantidad que come depende de él (respeta su saciedad)


El enfoque de baby led weaning da la oportunidad de descubrir todo lo que la comida puede ofrecer, como parte del proceso de exploración del mundo que le rodea. Él aprovecha su deseo de indagar, experimentar e imitar las actividades de los demás.
Si se establece un ritmo en cada comida y se insiste en el juego y la exploración, más allá del propio acto de alimentarse, la transición será muy natural porque la motivación principal en el proceso será la curiosidad.

Papillas para seis meses (una comida diaria)



1. Papilla de carne, papa y calabaza
Fruta
  • 25g de carne
  • 120g de papa
  • 50g de calabaza
  • 2 cucharaditas de aceite de maíz
  • ½ fruta
2. Papilla de leche de continuación y cereal precocido con gluten
Fruta
  • Leche de continuación
  • 25g de cereal precocido con gluten
  • 1 cucharadita de aceite de maíz
  • ½ fruta
Papillas para ocho meses (dos comidas diarias)

1. Pastel de calabaza y carne
Fruta
  • 20g de carne
  • 150g de calabaza
  • 1 cucharada de aceite de maíz
  • ½ fruta
2. Fideos con carne
Fruta
  • ½ pocillo (20g) de fideos
  • 25g de carne
  • 1 cucharada de aceite de maíz
  • ½ fruta
Papillas para nueve a 11 meses (tres comidas diarias)

1. Papilla con leche
  • Leche de continuación
  • 1 rebanada de pan o 2 cucharadas al ras de cereal
Vegetales con carne
Fruta
  • 25g de carne
  • 1 taza (200g) de vegetales (calabaza, papa, zanahoria)
  • 1 cucharada de aceite de maíz
  • 1 fruta
2. Guisado de arroz con pollo Fruta
  • 25g de pollo
  • 25g de arroz
  • 1 cucharada de aceite de maíz
  • ½ taza (100g) de vegetales verdes, cebolla y calabaza
  • 1 fruta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Consejos